ESPAGUETIS A LA BOLOÑESA

Esto es todo un clásico y el que más y el que menos tiene su recetilla de Espaguetis a la Boloñesa!!!

Pero bueno, aquí queda la mia!!!! Y es que hay poca gente a la que no le guste esta salsa y cuando hay niños es una apuesta segura.

Las medidas las he puesto para 4 ó 5 raciones, pero si queréis un consejo, vale la pena hacer más cantidad y congelarla. El trabajo es el mismo y desde luego siempre viene bien tener medio solucionada una comida un día que vayamos con poco tiempo.

Aunque yo siempre le pongo queso parmesano, hay quien le gusta más suavecitos y en vez de espaguetis se utiliza otro tipo de pasta más grande tipo plumas o lazos también queda muy bien gratinados.

Ánimo y a la cocina!!!

INGREDIENTES:

  • 250 gr. de carne picada mixta ternera/cerdo.
  • 1 cebolla grandecita.
  • 2 zanahorias.
  • 1 bote de 1 kg. de tomate natural triturado.
  • Sal y pimienta.
  • Albahaca fresco.
  • Orégano seco.
  • 200 gr de espaguetis.
  • Queso parmesano rallado.

Picar la cebolla muy fina y pocharla en una sartén, cuando esté transparente añadir las zanahorias cortadas en daditos muy pequeños. Si hay prisa incluso se puede rallar.

Por último añadir la carne picada y dejar que la carne coja color, sazonar con sal y pimienta.

Añadir el tomate triturado, el orégano y el albahaca picado muy finito.

Sofreír la salsa hasta que el tomate esté bien hecho (20 minutos mínimo).

Al mismo tiempo poner una cazuela con de agua al fuego, cuando rompa a hervir añadir una cantidad generosa de sal y la pasta.

Cocer la pasta según las indicaciones del fabricante.
Escurrir los espaguetis y volcarla en un bol o fuente y esparcir la salsa por encima. Decorar con el parmesano rallado.

Que aproveche!!!

Síguenos en Facebook.

PASTA CON POLLO

Hoy va una italiana!!!!!!  Pasta con pollo.

Este plato lo hice un día con los restos que tenía en la nevera y me gustó tanto que lo agregue a mi recetario particular. En esta ocasión utilicé un tipo de pasta que se llama gigli, pero cualquiera vale.

Le va genial un poco de parmesano rallado. Yo siempre lo pongo aparte para que cada uno pueda ponerse la cantidad que le apetezca. Por supuesto se puede gratinar, entonces es mejor mezclar el parmesano con otro tipo de quesos más grasos.

Es ligerito, sabroso y fácil… si es que lo tiene todo!!!! jajajajajaj

INGREDIENTES:

  • 500 gr de pasta
  • 1 pechuga de pollo entera
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • Sal y pimienta
  • Romero
  • Aceite de oliva

 

Poner agua a hervir con abundante agua donde herviremos la pasta.

Picar la cebolla y ponerla a sofreír en una sartén con un poco de aceite.

Cortar el calabacín en daditos y añadirlos al sofrito. Cuando esté bien pochado añadir la pechuga de pollo en trozos pequeños.

Salpimentar y echar un poco de romero picado.

Cuando la pasta esté ahecha, pero un poco durita aún, unos 10 minutos dependiendo de la marca, escurrirla bien y añadirla a la sartén del sofrito para que se mezclen bien los sabores.

Para gratinarlo, volcar la mezcla en una fuente de horno y cubrir con queso rallado. Meter en el horno sólo la parte de arriba a 180º hasta que el queso esté dorado.

Buen provecho!!!!

Síguenos en Facebook.

TALLARINES CON SALMÓN AHUMADO

Tallarines con salmón ahumado.

Los Tallarines con Salmón ahumado, entra en la categoría de “recetas rápidas”.

Me refiero a que es una de esas comidas, que desde que entras en la cocina hasta que sales con el plato preparado han pasado 20 minutos, más o menos.

La pasta es lo que tiene, es fácil de preparar y tiene infinidad de posibilidades. Espero que os guste!!!

En esta ocasión preparé tallarines. Pero como podéis imaginar, esta receta se puede hacer con cualquier tipo de pasta.

La preparé con cebolla tierna, pero se puede hacer con cebolla normal o chalota. Depende de la intensidad de sabor que nos guste.

No puedo decir que sea un plato ligero, un plato con nata nunca lo es. Pero está muy bueno y siempre hablo de las propiedades tan saludables del salmón. Así que una cosa por otra. Jejeje.

 INGREDIENTES:

  • 1 cebolla tierna.
  • 100 gr de salmón ahumado.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • Sal y pimienta blanca.
  • 200 ml de nata.
  • 200 ml de leche.
  • 200 gr de tallarines.

Lo primero que haremos será poner una cazuela con agua a hervir. La salsa se hace muy rápido y si no tenemos el agua ya hirviendo, acabaremos la salsa y habrá que esperar a que acabé de cocer la pasta.

Cuando rompa a hervir echar un puñado de sal y la pasta.

Picar la cebolla tierna y la sofreímos a fuego suave con la mantequilla. Cuando esté casi hecha, añadimos el salmón cortado en tiras. Salpimentar. Añadir la nata y la leche. Dejar cociendo a fuego medio durante unos 10 minutos.

Cuando la pasta este al dente, escurrirla. Volcarla en un bol y repartir la salsa por encima.

Exquisito!!!!!

Síguenos en Facebook.

LASAÑA

Lasaña.

La lasaña no sé que tiene que igual vale para una comida de diario, que para un día festivo.

Es difícil es encontrar a alguien que no le guste, así que si tenemos invitados en una apuesta segura!!

Esta receta está muy rica, se puede hacer con la Thermomix o sin ella. Y como todos los platos gratinados, se pueden preparar con antelación y gratinarla en el último momento.

Desde luego, es el típico plato que cuando lo sacas del horno, te hace sentir como un gran chef. Jajaja…

INGREDIENTES:

  • 18 placas de lasaña.

Para el sofrito:

  • 50 gr de aceite.
  • 130 gr de zanahorias.
  • 130 gr de cebolla.
  • 180 gr de champiñones.
  • 50 gr de pimiento.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 bote de ½ kg de tomate triturado.
  • 500 gr de carne picada.
  • 2 pastillas de caldo de carne
  • Pimienta, orégano y 1 hoja de laurel.

Para la bechamel:

  • 800 gr de leche.
  • 110 gr de harina.
  • 50 gr de mantequilla.
  • 1 cucharada de aceite.
  • Nuez moscada.
  • Sal y pimienta.
  • 100 gr de queso para gratinar.

Lo primero es poner las placas a remojo, según las instrucciones del fabricante, para que no nos retrase el proceso.

Para hacer el sofrito, pondremos en una sartén con el aceite, el diente de ajo, la cebolla, la zanahoria y el pimiento, todo muy bien picado. Cuando este a medio pochar, añadir los champiñones y por último el tomate. Salpimentaremos y añadiremos el laurel, el orégano y las pastillas de caldo.

Si queremos la misma textura que con la Thermomix, cuando el sofrito esté casi hecho trituraremos las verduras, quitando el laurel. Añadiremos la carne picada y terminamos el sofrito.

Para preparar la bechamel, poner a calentar en un cazo la leche. En otro cazo derrite la mantequilla a fuego lento. Cuando esté derretida añade la harina tamizada y deja que cueza a fuego muy lento para que no se queme. Cuando al removerla vemos que se desprende de las paredes, es que ya está en su punto. Cuando la leche empiece a hervir, ir añadiéndola a la harina removiendo. Retirar del fuego y no dejar de remover hasta que desaparezcan los grumos. Volver a poner en el fuego y cocer durante 10-15 minutos. Salpimentar y agregar nuez moscada rallada.

Montar la lasaña poniendo un lecho de bechamel en una fuente de horno, una capa de pasta, cubrirla con salsa y repetir la operación hasta acabar con una capa de pasta.

Cubrir la lasaña con el resto de la bechamel, espolvorear con queso rallado y hornear 15 minutos en el horno precalentado a 180º. Luego gratinar hasta que se dore el queso.

CON LA THERMOMIX.

Ponga las placas de lasaña en remojo, según las instrucciones del fabricante.

Ralle el queso partido en trozos, en velocidad 7 durante unos segundos, hasta que esté bien rallado y reserve.

Ponga en el vaso los ingredientes del sofrito, excepto la carne, las pastillas de caldo y las especias. Triture 15 segundos velocidad 5. Baje los residuos que hayan quedado en las paredes, con la ayuda de la espátula y programe 7 minutos a temperatura Varoma, velocidad 1.

Añada el resto de los ingredientes del sofrito y programe 15 minutos a temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Si ve que la salsa ha quedado un poco líquida, programe 5 minutos más. Rectifique de sazón y reserve.

Sin lavar el vaso haga la bechamel. Para ello, verter todos los ingredientes en el vaso y mezcle 10 segundos a velocidad 5. Programe 8 minutos a temperatura 100º y velocidad 3.

Seguidamente ponga, en una fuente de horno, un lecho de bechamel, una capa de pasta, cubra con parte de la salsa preparada, y vaya repitiendo la operación hasta acabar con una capa de pasta.

Cubra la lasaña con el resto de la bechamel, espolvoree con queso rallado y hornee 15 minutos en el horno precalentado a 180º. Después gratine hasta que adquiera un bonito color dorado.

RAVIOLIS DE PERA CON RICOTTA Y SALSA DE NUECES

Raviolis de pera con ricotta y salsa de nueces.

Os aseguro que se necesita un título tan largo para definir un plato de raviolis tan exquisito!!!

Aunque parece muy complicado de hacer pasta fresca, en realidad es muy sencillo y el esfuerzo se ve recompensado con creces con este plato tan suave y sabroso.

En honor a la verdad, este fue mi segundo intento de hacer raviolis. La primera aunque de sabor estaba muy bien, el aspecto dejaba bastante que desear. Esta vez creo que mucho mejor, seguro que la próxima sale ya de restaurante italiano!!! Jajaja.

Desde luego es mucho más sencillo alisar la masa con una máquina, pero se puede hacer perfectamente con un rodillo.

En cuanto al ricotta, es complicado encontrarlo y además resulta bastante caro, pero se puede sustituir perfectamente por requesón.

INGREDIENTES:

  • 200 gr de harina.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas de agua.
  • 250 gr de ricotta.
  • 2 peras.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • 100 gr de nueces.
  • 200 ml de nata.
  • 200 ml de leche.

Cuando vayamos a preparar la masa, conviene tener a mano un poco más de harina, porque si la masa queda pegajosa nos hará falta.

Mezclamos la harina con los huevos y el agua, le añadimos un poco de sal, formamos una bola y la volcamos sobre una superficie enharinada. La trabajamos hasta que quede una masa firme y que no se quede pegada a las manos. Envolverla en film y la dejamos reposar media hora.

Mientras tanto, picamos la cebolla muy fina y la ponemos a pochar con una cucharada de aceite de oliva. Pelamos y troceamos las peras y las añadimos a la cebolla cuando esté transparente. Lo dejamos sofreír durante 10 minutos aproximadamente, hasta que acabe de hacerse la cebolla. Salpimentamos. Retiramos la sartén del fuego y le añadimos el queso. Ir removiendo bien toda la mezcla.

Pasada la media hora, partir la masa en dos. Extender la primera mitad, con ayuda de un rodillo, sobre una superficie enharinada, hasta dejarla fina. Doblarla y reservar. Hacer lo mismo con la otra mitad de la masa y dejarla extendida sobre la mesa de trabajo.

Ir poniendo montoncitos de relleno sobre la plancha de masa a espacios regulares de unos 10 cm. aproximadamente, luego colocar la otra plancha encima y con ayuda de un cuchillo o un cortapastas cortar los raviolis.

Mientras habremos puesto a hervir una cazuela con agua salada, hervir la pasta durante 5 minutos y escurrir. La pasta tiene que estar holgada, así que si la cazuela es pequeña tendremos que hervirla por tandas.

Para la salsa poner a cocer en una sartén la nata y la leche a fuego suave, salpimentar. Picar las nueces en la batidora muy fina y añadir a la nata. Dejar cocer hasta que veamos que la salsa está en su punto.

Hay que hacerla mientras hervimos la pasta y así acabarlo todo al mismo tiempo.

Para emplatar cubrir la pasta con la salsa y decorar con una nuez.

Que aproveche!!!

FIDEUÁ

Receta de Fideua.

Uffff… No sé ni que decir de la fideuá. Que es el plato más sabroso, exquisito e increíble que existe!!!

Una vez oí decir a un cocinero muy reconocido que hay sabores que emocionan, para mi, desde luego, ese sabor especial es el de la fideuá. Valeeeee, que siiiiii, que igual estoy exagerando un poco. Pero queda claro que  me encanta, no?

Algún avispado se preguntará porque sólo sale un trozo del caldero (paellera). Y es que cuando acabamos de hacerla, en lo que tarde en ir a buscar la cámara, mis hermanos ya habían empezado a dar buena cuenta de ella!!! En fin, como lo que importa es la receta, prometo próximamente poner otra foto mejor.

Sólo una cosa más, sin dudarlo, lo más importante de una buena fideuá es el caldo. En Valencia se vende la morralla, que es pescado que sólo sirve para hacer caldo porque tienen muchas espinas. En las zonas donde no la venden se puede poner cabezas de pescado como el rape o merluza y huesos de emperador, y alguna variedad de pescado blanco, por ejemplo.

Por último, pongo las cantidades un poco a ojo, pero para unas 6 personas.

INGREDIENTES:

  • 1/2 kg de morralla.
  • 250 gr de cangrejos.
  • 2 huesos de emperador.
  • 1 patata.
  • 2 cebollas.
  • 1/2 kg de mejillones.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 sepia pequeña.
  • 12 gambas grandecitas.
  • 6 cigalas.
  • 12 galeras.
  • 600 gr de fideos del nº4.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Colorante alimenticio.
  • 2 limones.

Enjuagar en agua corriente el pescado, los cangrejos y los huesos de emperador. Ponerlos en una olla, añadir la patata y la cebolla peladas pero enteras. Cubrimos de agua y hervimos durante una hora aproximadamente. Apagamos el fuego y dejamos reposar el caldo hasta la hora de hacer la fideuá, entonces lo colaremos con ayuda de un chino.

Picar la cebolla y la sepia. Limpiar los mejillones y a las gambas les quitaremos los bigotes.

Poner la paella al fuego medio con un buen chorretón de aceite (100 ml más o menos), empezaremos por sofreír la cebolla y la sepia. Añadir los mejillones, que reservaremos en cuanto se abran y los que no se abran, los desecharemos. Poner las gambas, las galeras y los langostinos. Sofreírlos y luego reservarlos. Hay que cuidar el fuego porque si está muy fuerte se quemará la cebolla y la sepia, aunque no hay que dejar de removerla.

Sofreír los fideos un poco para sellarlos, añadir el colorante y poner el caldo hasta cubrir los fideos, serán unos 2 litros y medio. Lo bueno que tiene la fideuá es que si vemos que se va quedando seca, le podemos añadir más caldo durante la cocción. Siempre que esté caliente para no romper el proceso. Colocar los ingredientes que hemos reservado de una forma más o menos artística (podéis ver que en mi casa muy poco arte.. jajajaja). Cocer durante 20 minutos, hasta que estén los fideos ya hechos y se haya consumido el caldo.

Si se puede, dejar reposar 10 minutos antes de comerla. Servirla acompañada de los limones cortados en gajos.

Posdata:

Yo siempre hago como aperitivo unos mejillones al vapor (además de los de la lista de ingredientes) y añado el caldo de los mejillones al que tenemos hecho, realza el sabor.

Además, aprovecho la patata. La corto en rodajitas, le pongo por encima junto con las miguitas que saco de los huesos de emperador y lo riego con pimentón dulce, sal y aceite.

Un éxito!!!

Síguenos en Facebook.

CALZONE DE CHAMPIÑONES Y GAMBAS

Calzone de champiñones y gambas.

Adoro la cocina italiana, por eso quería compartir esta calzone con vosotros. A mi me encantó.

Con las cantidades para la masa, saldrán dos calzone grandes para compartir o cuatro pequeñas. Las cantidades para el relleno las he puesto para una calzone grande, excepto el tomate que os sobrará bastante para otra ocasión. yo lo que hago es congelarlo en tapers pequeños y así cuando surge hacer una pizza siempre tengo salsa de tomate a mano.

INGREDIENTES:

  • 400 gr de harina.
  • 25 gr de levadura fresca.
  • 200 cc de leche.
  • Sal y pimienta.
  • 1 bote pequeño de tomate triturado.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 ramita de albahaca.
  • 150 gr de requesón.
  • 150 gr de champiñones.
  • 200 gr de gambitas peladas.
  • Queso mozarella rallado.
  • Queso parmesano en polvo.

Para preparar la masa pondremos la harina en un bol, diluiremos el un vaso con un poco de leche templada la levadura y le añadiremos un poco de sal. Echar en el bol. Ir agregando la leche templada poco a poco mientras vamos mezclado hasta conseguir una bola.

Volcarla sobre una mesa y amasarla hasta conseguir una masa fina y elástica. Si vemos que se queda muy pegajosa, le tendremos que añadir un poco más de harina. Si por lo contrario se forman como bolitas o se rompe la masa al estirarla, hay que añadirle agua. Volver a meter en el bol, tapar con un paño y dejar reposar durante 30 minutos.

Mientras tanto prepararemos la salsa de tomate. Freír el tomate con una cucharada de aceite de oliva junto con el ajo prensado y el albahaca picado. Salpimentaremos y lo dejamos freí durante unos 20 minutos aproximadamente.

Pasada una medía hora, sacar la masa del bol y partirla en dos. Con ayuda de un rodillo alisarla dándole forma redondeada.

Poner el requesón en el centro. Por encima poner el tomate frito, los champiñones laminados y las gambintas. Salar un poquito. Por encima agregaremos la mozarella y el parmesano.

Doblar la masa por la mitad y doblar el extremo para formar una empanadilla gigante.

Espolvorear por encima parmesano y hornear durante 25 minutos en el horno que habremos precalentado a 200º.

Síguenos en Facebook.

CANELONES RICOTTA Y VERDURAS

Canelones de Ricotta con verduras.

Ya hace calor y estos canelones ricotta y verduras son de lo más ligero.

En verano apetecen platos frescos y ligeros y estos canelones cumple esos requisitos. Además es muy original.

Es muy fácil de hacer y se puede congelar perfectamente. Como se sirven fríos, se puede hacer con bastante antelación y es buena opción para los que comen de taper en el trabajo.

El truco de este plato está en que las verduras tienen que estar poco hecha, “ronchonas”, para ello es importante romper el proceso de cocción con agua fría.

El aceite de hierbas, aunque no es imprescindible, es interesante hacerlo con unas horas de antelación para que macere y se impregne del olor y sabor del cebollino y albahaca.

Totalmente apta para vegetarianos.

 No será la primera vez que pongo alguna receta con queso ricotta, y como siempre digo, se puede sustituir por requesón.

 INGREDIENTES:

  •  12 placas de canelones.
  • 200 gr de brécol.
  • 200 gr de espárragos verdes.
  • Aceite de oliva.
  • 200 gr de ricotta.
  • Unas hojas de albahaca.
  • Unos tallos de cebollino.
  • Sal y pimienta.

Cocer las láminas de pasta en abundante agua salada durante 10 minutos. Escurrirlas y enfriarlas pasándolas por agua fría. Dejarlas secar extendiéndolas en un paño.

Separar las ramitas del brécol y quitar las partes fibrosas de los espárragos, hervir durante 10 minutos en agua salada, enfriarlos con agua fría y escurrir. Picarlas muy bien y volcarlas en un bol.

Picar el cebollino y el albahaca, reservar una parte y el resto triturarlo junto con el aceite para hacer la salsa.

Desmenuzar el queso ricotta y mezclarlo con los vegetales. Añadir el cebollino y el albahaca que hemos reservado y mezclar muy bien con una espátula pero sin aplastar los ingredientes, que quede una mezcla suelta.

Utilizar la mezcla para rellenar los canelones, los dispondremos en un plato y serviremos regados con el aceite de hierbas que hemos preparado.

Que rico!!!

Síguenos en Facebook.