POLLO AL VINO BLANCO

Pollo al vino blanco.

Esta receta de pollo al Vino Blanco es mérito de una amiga que es muy apañá para estas cosas de la cocina. Jejejeje.

Es un plato muy socorrido, y como todas las recetas hechas en el horno, tiene la ventaja de que no necesita estar muy pendiente de ellas.  Se puede hacer con bastante antelación, incluso de un día para el otro.

Animaros a hacerla que es una receta fácil, rápida y económica. Todo un chollo para el día a día de la cocina… jejejeejej

El vino blanco le da un toque exquisito al pollo. Se puede sustituir por coñac, pero si van a comer niños hay que tener en cuenta que quizá resulte un sabor demasiado fuerte para ellos.

Nosotras utilizamos muslos de pollo, pero se puede utilizar pollo troceado también. En cuanto a las verduras, podemos añadir, pimiento en tiras, tomates, espárragos, cualquiera que se nos ocurra y tengamos a mano.

Lo ideal es que el caldo sea natural, pero también viene bien en tetrabrik o de cubito.

INGREDIENTES:

  • 6 muslos de pollo.
  • 2 patatas grandecitas.
  • 1 cebolla.
  • 1 vaso y medio de caldo de pollo.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.

Precalentar el horno a 200º.

Pelar las patatas y cortarlas en rodajas. Hacer con ellas un lecho en una cazuela para horno.

Pelar la cebolla, cortarla e juliana y distribuirla por encima de la patata.

Colocar los muslos de pollo y salpimentar.

Rociar con un chorrito de aceite (2 cucharadas más o menos). Regar con el vino y el caldo de pollo.

Hornear durante unos 20 minutos aproximadamente, entonces darle la vuelta al pollo y dejar otros 20 minutos más para que se haga por los dos lados.

Los tiempos son orientativos, dependerá de lo grandes que sean los muslos. Hay que dejarlo hasta que la piel coja un bonito color dorado.

Buen provecho!!!!!

Síguenos en Facebook.

REDONDO DE CARNE PICADA

Redondo de carne picada.

El redondo es una opción muy buena para cuando tenemos invitados.

Tiene la ventaja de que aguanta bastante rato en el horno sin secarse, así podemos tomar tranquilamente el aperitivo, sin estar liados en la cocina.

También está riquísimo frío, no de nevera, a temperatura ambiente

Se puede hacer de carne de ternera o mixta (ternera/cerdo). También se puede cambiar el tipo de queso según el gusto o sustituir el jamón york por serrano. Eso, como siempre digo, va a gustos.

También tiene a su favor que es muy fácil de hacer, no hay excusa!!!!

Así que ánimo y a sorprender a familia y amigos con este puercoespín de carne.

Como guarnición queda bien una menestra o unas patatas que podemos asar al mismo tiempo que el redondo de carne.

INGREDIENTES:

  • 1 kg de carne picada de ternera.
  • 1 sobre de crema de champiñones.
  • Sal y pimienta.
  • 1 huevo.
  • 100 gr de queso manchego en lonchas.
  • 100 gr de jamón york.
  • Piñones.

Poner a calentar el horno a 180º.

Tenemos que hacernos con una bolsa, tipo supermercado, sin estrenar y cortarla por los lados para poder extenderla.

En un bol mezclar la carne picada con el huevo y sobre de crema de champiñones. Salpimentar. La crema de champiñones ya tiene bastante sal, así que cuidado con no pasarse!!

Extender la carne sobre la bolsa, tiene que tener como un centímetro de grosor. Poner por encima una capa de queso, con cuidado de no cubrir los bordes porque al enrollarlo se saldría. Por encima poner una capa de jamón york.

Con ayuda de la bolsa hacer un rollo, como si fuera un brazo de gitano, intentar sellar los lados para que no se salga el queso y poner en una fuente de horno.

Pinchar por encima los piñones y hornear durante 1 hora aproximadamente.

Lo que os decía, para chuparse los dedos!!!!

Síguenos en Facebook.

SALTIMBOCCA CON SALSA DE CHAMPIÑONES

Saltimbocca a mi manera.

El Saltimbocca es un plato típico de la ciudad de Roma.

Esta receta no es la tradicional saltimbocca, que se hace con ternera, jamón y salvia. Los filetes también se suelen enrollar junto con el jamón para darle una presentación más original.

Esta es mi versión libre de la saltimbocca a la Romana. Un día de estos prepararé la receta original para poder compararlas, pero de momento aquí queda esta para ir entrando en materia. Jejeje.

La salsa de champiñones acompaña genial a la carne, os va a sorprender!!!! Se puede sustituir el vino por coñac si queremos un sabor más fuerte, depende de gustos y si lo van a comer niños o no.

¿A que tiene buena pinta??? Pues está igual de rico. Jejeje.

INGREDIENTES:

  • 4 filetes de ternera muy finos.
  • 4 lonchas de jamón serrano.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • ½ cebolla.
  • 200 gr de champiñones laminados.
  • 50 gr de jamón serrano.
  • ½ vaso de vino blanco.
  • 200 ml de nata.
  • 200 ml de leche.

Calentar en una sartén el aceite y añadirle la mantequilla. Cuando se derrita freír en ella la carne. Salpimentar.

Asar ligeramente las lonchas de jamón serrano. Reservar los filetes y el jamón serrano porque vamos a seguir utilizando la misma sartén.

Bajar el fuego al mínimo y pochar la cebolla que habremos picado muy finita. Añadir el jamón en taquitos y luego los champiñones.

Por último verter el vino, subir el fuego y dejar cocer hasta que se evapore el vino. Añadir la nata y la leche. Dejar cocer hasta que espese, con cuidado de que no se queme la nata.

Para emplatar la saltimbocca poner en cada plato un filete y sobre él una loncha de jamón serrano. Cubrir bien con la salsa de champiñones.

Se puede poner de guarnición un poco de pasta blanca hervida o unas patatas asadas.

Que aproveche!!!

ENTRECOT A LA PIMIENTA

Entrecot a la pimienta.

El entrecot a la pimienta es un clásico!

Hacía siglos que no preparaba uno, ¿no os pasa que hay algún plato que lo preparas muy a menudo, y de repente, dejas de hacerla? Pues eso me pasó a mi, y la verdad es que está muy bueno!!!

Esta es una receta para novatos, pero que os puede hacer quedar de maravilla… Jejeje.

Es tan fácil de hacer que no se me ocurre ningún consejo ni recomendación. Lo único que utilicéis carne de buena calidad y que hay que tener cuidado con el punto de cocción. Si está poco hecha, al cortarla saldrá un poco de sangre, que a mucha gente le resulta desagradable, y si está muy hecha quedará dura, con lo que cuesta de masticar y pierde mucho en sabor.

Lo del brocolí, fue para limpiar mi conciencia, pero cada uno que ponga lo que más le guste. Aquí le va genial una menestra de verduras o unas patatas asadas o fritas.

INGREDIENTES:

  • 1 entrecot.
  • 50 gr de nata.
  • 50 gr de leche.
  • 1 cuchara de pimienta verde fresca.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal gorda o en escamas.
  • 1 cucharadita de mantequilla.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.

Calentar en una sartén el aceite y añadir la mantequilla, cuando se derrita poner la carne a fuego fuerte si os gusta al punto y suave si os gusta más hecha. Al darle la vuelta sazonar con pimienta. Cuando esté a nuestro gusto, sacarla del fuego y reservar cerca del fuego para que no se enfríe. Es el momento de salarla.

En la misma sartén que hemos preparado la carne, verter la nata y la leche. Con una pala de madera rascar el fondo para soltar los restos de haber hecho la carne. Salpimentar.

Añadir la pimienta fresca y dejar cocer durante 10 minutos a fuego suave.

Repartir la salsa por encima de la carne, poner la guarnición elegida.

Hala, al ataqueeeee!!!

Síguenos en Facebook.

POLLO CON QUESO AZUL

Pollo con queso azul.

Es indiscutible que la combinación pollo/queso nunca falla.

Lo que tiene el queso azul es que lo adoras o lo odias. En mi caso, me gusta todo el queso, así que…

Para esta ocasión utilicé queso azul danés, pero sirve cualquier queso de este estilo.

Para esta receta utilicé entremuslos deshuesados, porque son más jugositos, pero también se puede hacer con las pechugas.

Esta receta muy fácil, genial para cuando tengamos invitados o queramos hacer una cenita con un puntito especial.

Como guarnición puse unas patatas horneadas, que rebañadas en la salsa están exquisitas. Pero unas verduras la vapor también podría quedar muy bien.

Hay que probarlo!!!

INGREDIENTES:

  • 6 entremuslos de pollo.
  • 150 gr de queso azul danés.
  • 200 ml de nata.
  • 200 ml de leche.
  • Sal y pimienta.
  • 2 patatas.
  • Aceite de oliva.

Precalentar el horno a 200º.

Pelar y lavar las patatas y cortarlas en trozos regulares. Las ponemos en una fuente de horno, las salamos y las regamos con un hilito de aceite. Ponerlas en la parte alta del horno para que se doren, removiéndolas de vez en cuando hasta que estén cojan color. Tiene que quedar la superficie crujiente y el interior muy blandito.

Poner una cucharada de aceite a calentar en una sartén y sofréir los entremuslos de pollo. Salpimenarlos y cuando estén bien hechos reservar.

En la misma sartén en la que hemos hecho el pollo verter la nata y la leche. Bajar el fuego a medio y con una espátula de madera rascar el fondo de la sartén para que suelte el jugo que queda del pollo. Añadir el queso troceado y remover hasta que se disuelva. Cuando empiece a hervir la nata volver a meter el pollo y dejar cocer hasta que espese la salsa, removiendo de vez en cuando para evitar que se queme.

Servir el pollo acompañado de las patatas horneadas.

Riquííííísiiiiimooooooo.

POLLO EN PEPITORIA

Pollo en pepitoria.

Este plato de pollo es contundente, pero muy, muy bueno. Incluso de un día para el otro está más bueno si cabe!!!

Combina perfectamente con arroz blanco, de hecho, vale la pena hacer un poco más de salsa, y junto con este arroz blanco, tendremos la comida para otra ocasión que andemos con prisas… una sugerencia… jajajaja.

Pongo la receta para hacerla con la Thermomix o sin ella.

INGREDIENTES:

  • 100 gr de almendras troceadas.
  • 2 huevos duros troceados.
  • 100 gr de aceite de oliva.
  • 300 gr de cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 kilo y cuarto de pollo troceado.
  • 200 gr de vino blanco.
  • 150 gr de agua.
  • Unas hebras de azafrán.
  • 2 pastillas y media de caldo de pollo.
  • 2 hojas laurel.
  • Pimienta negra.
  • 2 cucharadas de perejil picado.

Hervir los huevos y reservar mientras se enfrían.

Sofreír la cebolla y el ajo picado finito en el aceite de oliva.

Cuando esté pochado agregar el pollo y sofreírlo durante unos 5 minutos sin parar de removerlo para que no se queme.

Salpimentamos.

Añadimos el agua, el vino, las pastillas de caldo, las hebras de azafrán, el laurel y la almendra.

Cocer a fuego medio durante 40 minutos. Hasta que el pollo esté bien hecho y haya reducido el caldo.

Ya con el fuego apagado, verter el huevo picado y el perejil.

CON LA THERMOMIX.

Ralle gruesamente las almendras 5 segundos velocidad 5. Saque y reserve.

Trocee los huevos duros 2 segundos en velocidad 4. Saque y reserve.

Ponga en el vaso el aceite, la cebolla y el ajo. Trocéelos 4 segundos velocidad 4 y programe 7 minutos a velocidad Varoma( velocidad 3 y media). Después de 2 minutos ponla a velocidad 1. Baje con una espátula los restos de las paredes del vaso y la tapa.

Incorpore el pollo troceado y programe 4 minutos a 100º con giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Añada el resto de los ingredientes, menos el huevo duro y el perejil, y programe 20 miutos a 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Coloque encima de la tapa el cestillo y quite el cubilete.

Pasado el tiempo compruebe que está hecho, de no ser así, programe 10 minutos más.

Añada el huevo duro, el perejil picado y rectifique de sazón.

 Síguenos en Facebook.

CHULETAS DE CERDO CON TOMATE

Chuletas de cerdo con tomate.

Estas chuletas con tomate es uno de esos platos que gusta a todo el mundo.

Era una receta que mi madre hacía muy a menudo cuando salíamos a pasar el día al campo.

A temperatura ambiente está realmente exquisito. A mi me encanta y sobretodo me trae muchos recuerdos de domingos campestres.

Es fácil de hacer y al día siguiente está incluso más rico. Si se trocea la carne y se quita el hueso de la chuleta, se preparan unos bocadillos que son para chuparse los dedos. Más que recomendable.

Se puede condimentar con tomillo, romero o cualquier otra hierba aromática, le van muy bien. Pero yo he querido hacer la receta como recuerdo que la hacía mi madre.

Ánimo y manos a la obra.

INGREDIENTES:

  • 1 kg de chuletas de cerdo.
  • 1 bote de kg de tomate triturado.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 1 vaso de caldo o cubito de caldo.
  • 1 hoja de laurel.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Calentar en una cazuela un poco de aceite. Salpimentar las chuletas y sofreír las hasta que la carne coja colorcito pero sin llegar a estar hechas del todo. Ya se terminarán de cocinar con la salsa.

Trocear la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde y después echarlos en la cazuela. Saltear a fuego fuerte y cuando estén a medio hacer añadir el tomate. Añadir una cucharada pequeña de azúcar para neutralizar la acidez del tomate. Agregar el vino y el caldo, si es un cubito de concentrado, echar un vaso de agua. También añadiremos el laurel.

Por último volver a meter el las chuletas, bajar el fuego y dejar cocer durante media hora aproximadamente. Pasado ese tiempo, si no se ha evaporado el caldo del todo, subiremos el fuego hasta que esté en su punto. Corregir el punto de sal de la salsa antes de que esté hecho del todo.

Buen provecho.

Síguenos en Facebook.