PLUM-CAKE

Para un día festivo que mejor que un Plum-cake rico, rico…

El plum cake es un bizcocho de origen inglés, de masa bastante trabajada y consistente.

Puede llevar todo tipo de relleno, tanto dulces como salados. Se le puede poner frutos secos, deshidratados o frutas escarchadas. También está exquisito el Plum cake de mantequilla o el de limón, chocolate, o con queso, bacon, hierbas aromáticas… vamos, hasta donde llegue la imaginación.

En esta ocasión utilicé papaya deshidratada. Dura varios días si se guarda en un recipiente hermético así que ánimo y daros el gustazo de un desayuno o una merienda con aire muy inglés!!! jajajajajaja

Este dulce se puede hacer con la Thermomix, así que pongo las dos formas de hacerlo, vale?

INGREDIENTES:

  • 150gr de frutos secos y/o frutas escarchadas.
  • 150gr de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 130gr mantequilla.
  • 330gr de harina.
  • 1 sobre levadura Royal.
  • 1 pellizco de sal.

La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente, así que hay que sacarla un ratito antes del frigorífico.

Trocear los frutos secos y la fruta escarchada.

Mezclar con las varillas los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa.

Agregar la mantequilla y batirla bien.

Añadir la harina, la levadura y la sal, tiene que quedar una masa fina.

Por último añadir los frutos secos y mezclarlos con una espátula.

Engrasar un molde de plum cake y volcar la mezcla en él, espolvorear con azúcar e introducirlo en el horno precalentado a 170º durante 30-40 minutos. Para comprobar que esté hecho pinchar con un chuchillo en el centro y tiene que salir limpio, sin restos de masa pegada.

THERMOMIX:

Trocear los frutos secos durante 3 ó 4 segundos a velocidad 5, procurando que queden trocitos pequeños.

Reserve.

Vierta en el vaso el azúcar y los huevos. Programe 2 minutos, temperatura 37º, velocidad 3.

Agregue la mantequilla y mezcle 10 segundos, velocidad 1 y 1/2.

Incorpore los frutos secos y mezcle otros 10 segundos, velocidad 1 y 1/2, termine de envolver delicadamente con la espátula.

Pincele un molde de pum-cake con mantequilla y enharínelo.

Vierta la mezcla en el molde sin llenarlo más de la mitad. Espolvoereé la superficie con azúcar.

Introduzca en el horno precalentado a 170º durante 30 minutos aproximadamente. Compruebe que está hecho, pinchándolo en el centro con un cuchillo que tiene que salir seco.

Síguenos en Facebook.

 

Deja un comentario