EMPANADA DE ESPINACAS

Esta empanada de espinacas está riquísima.

Esta empanada tiene un sabor muy suave y no es nada pesada. No hace falta decir que es muy fácil de hacer y totalmente apta para novatos.

Se puede hacer una grande y cortar en trozos o bien pequeñas raciones individuales. Está claro que lleva más trabajo, pero el resultado es muy atractivo y de lo más apetecible.

Yo la preparé como primer plato, pero para un aperitivo de picoteo va genial. Se puede servir tanto caliente como a temperatura ambiente, lo que da la posibilidad de prepararla con antelación, eso si, no recomiendo recalentarla, pierde mucho.

Hay que reconocer que el hojaldre da mucho juego y combina genial tanto para dulce como salado. Se puede hacer la masa en casa, pero la verdad es que la que venden refrigerada o congelada es muy resultona y se ahorra mucho trabajo.

INGREDIENTES

– 1 lámina de hojaldre
– 250 gr de espinacas congeladas
– 1 puerro
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta
– 50 ml de nata

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180º.

Afinamos un poco la masa con ayuda de un rodillo y la cortamos por la mitad. Colocamos una de las mitades sobre un molde en el que habremos puesto una lámina de papel de hornear. Con un tenedor pincharemos toda la superficie de la masa y la hornearemos durante 15 minutos. Tiene que quedar dorada, pero con cuidado de que no se queme.

Calentar una cucharada de aceite en una sartén. Trocear la parte blanca del puerro y saltearla. Cuando esté a medio hacer, añadir las espinacas ya descongeladas, bien escurridas y picadas finas. Salpimentar.

Añadiremos la nata y dejaremos cocer durante 10 minutos a fuego suave. Corregir el punto de sal.

Extenderemos la mezcla por encima del hojaldre que hemos horneado.

Taparemos la empanada con la otra mitad del hojaldre y hornearemos durante 15 minutos más.

Buen provecho!!!!!

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario