COLINES DE PIPAS

Los colines de pipas, como podéis imaginar, es un picoteo muy socorrido.

Igual vale para una merienda, acompañar unas cañitas, una tarde de fútbol, como para un aperitivo, sobretodo si lo acompañamos de una salsa para mojarlos.

Queda genial con una salsa de queso roquefort, salsa búfalo o de curry. Se pueden preparar varias y que cada uno escoja la que más le guste.

Si los guardáis en una bolsa hermética duran varios días. Así que ya que os ponéis vale la pena hacer bastantes.

Lo único a tener en cuenta es no pasarse con la cocción, porque se resecan y en vez de crujientes quedan duros.

INGREDIENTES:

  • 200 gr de harina.
  • 5 gr de levadura de repostería.
  • 100 gr de agua.
  • 10 gr de aceite de oliva extra.
  • Pipas de girasol peladas.

En un bol tamizar la harina, la levadura y la sal. Incorpora el aceite de oliva y el agua y empieza a mezclar hasta crear una pasta fina y homogénea, parecida a la de la masa de pizza. Trabajarla un poco más sobre la mesa, formar una bola y dejarla reposar treinta minutos tapado con un paño de cocina.

Pasado el tiempo, dividir la masa en porciones que nos sea fácil trabajar. Extenderlas entre dos hojas de papel de horno para que no se pegue al rodillo. Cuando tenga un grosor de medio centímetro aproximadamente, cortar los bordes para que se quede un rectángulo igualado. Mojar la superficie de la masa y cubrirla con las pipas. Presionarlas muy suave con el rodillo para que se integren en la masa y cortarla en tiras anchas.

Procede igual con todas las porciones de masa y disponerlas sobre la bandeja de horno pintada con aceite.

Hornearlas en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo, durante  15 minutos o hasta que cojan color los colines.

Ya veréis que rico!!!!

Síguenos en Facebook.

Deja un comentario